domingo, 2 de junio de 2013

Sinónimo de perfección

Te paseas desnuda por mi cuartopones a Silvio en la lista de reproducción y te sientas de cualquier forma en el sillón.
El Sol entra por la ventana y provoca reflejos en tu pelo.
No te das ni cuenta de lo hermosa que estás y canturreas de forma bastante torpe la música que sale por mis altavoces.
(Ahora que me fijo, están muy petados, debería pillarme otros)
La extraña postura en la que has caído me deja una buena visión de tu entrepierna,
la intuyo aúhúmeda y me relamo.  
Cojo tus braguitas, casualmente olvidadas hace unas horas cerca de mi posición actual,
y las huelo procurando captar todos los matices.
Eres una auténtica delicia andante.
Mi polla reacciona y me empalmo.
Tú no te das ni cuenta,
has cogido uno de tus muchos libros apilados en la mesita auxiliar y lees completamente absorta.
Tus pechos suben y bajan al ritmo de tu respiración.
Quiero metertela pero estas tan bonita así que cometería un crimen si perturbara tu paz.
Escupo en mi mano y comienzo a acariciarme el miembro sin dejar de mirarte.
Mis gemidos me delatan.
Sonríes y dejas el libro de lado.
Te acercas y, sin dejar de mirarme a los ojos,
te sientas sobre mi erección.
Per-fec-ción. 





3 comentarios:

Huellas dijo...

Es muy interesante ver a través de los ojos de un hombre.

Buena escena

mailconraul dijo...

Creo que es más interesante ver el mundo a través de los ojos de una mujer porque una nube de pollas nunca será sinónimo de orgasmo o consolación. Pero, evidentemente, tu verso acaricia esa percepción libidinosa y viril.

Mahler N dijo...

Cielos!