jueves, 10 de abril de 2014

Al Mariyyat

Los "te quiero",
las sonrisas,
los "lo siento",
me los paso por el culo.
Las miradas apenadas,
las promesas infundadas, 
tu careto de amargada,
me lo paso por el culo.
Almería,
las mentiras,
los silencios por respuesta,
tu jugada de canalla,
me la paso por el culo.
Los consejos, cotilleos,
tus alardes de cateta,
me los paso por el culo.
Los adictos al caballo,
a los primos retrasados,
a tu pelo bien planchado,
me lo paso por el culo.
¡Me lo paso por el culo!




1 comentario:

Mahler Deán dijo...

¡Hostia, tú!



Que culo más horrible, por los Clavos de Cristo.