domingo, 15 de junio de 2014

A veces quiero ser como cualquiera

A veces quiero ser como cualquiera.
Como esa pelirroja, de los ojos claros,
que practica ballet casi todo el tiempo
y sueña con que sus pies nunca toquen el suelo.
O como esa chica revolucionaria,
que toma café y fuma cigarrillos con algún marxista
y juega a la rayuela con los borrachos.
O como ese tipo mono,
que es más joven que yo y ya le llaman poeta
y se ha dejado barba para parecer más trendy.
O como esa tipa que ha pasado los cuarenta,
pero tiene el culo mejor puesto que yo
y no sale a la calle sin pintarse los labios.
Pero entonces recuerdo que siempre he sido un poco patosa
y que eso forma parte de mi encanto,
que el café me pone nerviosa
y que no soporto el olor de los cigarrillos,
que hasta hace poco no conocía el significado de la palabra trendy
y que no hay nada como salir a la calle con unos vaqueros rotos
y una camiseta vieja de tu hermano.



2 comentarios:

Ignacio Zurrián dijo...

Creo que todas esas personas también quisieran ser como ellas mismas, por eso terminamos siendo como cualquiera.

Mahler Deán dijo...

Créeme : No quisiera ser si no eres como tú misma.



Pero eso ya lo sabes.