martes, 17 de junio de 2014

Charcos de miseria

Yo he visto llorar a hombres fuertes,
he consolado a hombres fuertes,
he sostenido a hombres fuertes,
y después he llorado,
y he regurgitado su sangre,
y he caído en viscosos charcos de miseria. 


5 comentarios:

Sentiment of Darkness dijo...

Corto pero bello. Sigue así..Es exelente

Julián Blake dijo...

Genial, me ha gustado mucho cómo en tan poquitas líneas dejas claras tantas cosas, o he interpretado yo lo que he querido, que también puede ser.

Sarco Lange dijo...

qué harías si te quedaras dormida bajo la tragedia de un hombre de esos que hablas?...

Juan Ignacio dijo...

Hay quienes nunca fueron fuertes y los que lo fueron hasta que dejaron de serlo.

Un beso.

Mahler Deán dijo...

'xagerá!!


Ya será menos.