domingo, 29 de junio de 2014

Diarrea cerebral

Te pintas los labios rojos para aparentar ser una perra caliente
pero luego no dejas que ninguna polla te reviente
y te haces fotos fumando porque queda guay en tu instagram
y haciendo cortes de manga porque eres una tía rebelde
y además antisistema por gritar en manifas de perroflautas
y a veces pasar más de dos día sin lavarte el coño
y lees a Murakami porque también eres muy culta
y vas de festivales pero a lo tranqui,
solo alcohol y un par de rallas que te levanten
y te gustan las pelis de Tarantino y escuchas a Barricada
y no sales sin tu camiseta de Nirvana
y te has alargado las orejas y tatuado el  culo,
la frase "Carpe diem" y un infinito porque eres muy profunda
y usas gafas Rayban y zapatillas Vans
y sueltas discursos descarnados contra la globalización y la injusticia social
pero solo eres una cerda estúpida con diarrea cerebral.


3 comentarios:

Ignacio Zurrián dijo...

Uno (o una) se confunde muy fácil con muchas sensaciones; pero el asco es siempre sincero. Me a encantado como lo transmitís.

Mahler Deán dijo...

¡¡Hostia, tú...!!
Cuánta verdad. Anda que no hay de es@s por doquier, cagando su propio intelecto por las esquinas.



Erick Quezada dijo...

Buen blog!, te invito a viistar el mio: buscandolaspalabrasenuntintero.blogspot.mx, saludos y besos!! Tú poesía es tan bastarda, tan linda, tan puta, tan poesía.